El colesterol alto es una preocupación creciente para muchas personas, especialmente debido a su relación con enfermedades cardiovasculares. Entender qué es el colesterol y cómo afecta a nuestro cuerpo es esencial para cuidar nuestra salud. Afortunadamente, hay maneras deliciosas de mantener el colesterol a raya, como incluir avena con canela en nuestro desayuno.

La avena, según un estudio de la revista Food & Function, publicado en 2018, es reconocida por su impacto positivo en la regulación del colesterol. Este cereal, rico en proteínas, contiene menos hidratos de carbono y más lípidos que otros granos, según la Fundación Española de Nutrición (FEN). Estos lípidos incluyen ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, considerados grasas saludables. Además, la avena es una fuente importante de micronutrientes como hierro, magnesio, zinc, fósforo, tiamina, vitamina B6, folatos, potasio y vitamina E. Sus avenantramidas ofrecen una potente acción antioxidante, crucial para combatir los radicales libres y retrasar el envejecimiento.

Uno de los mayores beneficios de la avena es su alto contenido de fibra, especialmente los beta-glucanos, que ayudan a controlar la glucosa en sangre y a regular los niveles de colesterol. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir entre 25 y 30 gramos de avena al día, equivalente a tres o cuatro cucharadas, para obtener estos beneficios.

Aunque hay limitada evidencia científica que respalde el efecto directo de la canela en la reducción del colesterol, su adición al desayuno de avena ofrece un sabor delicioso sin necesidad de edulcorantes perjudiciales como el azúcar. La canela es rica en nutrientes como calcio, hierro, zinc, selenio, potasio, vitaminas B6 y C, fibra, carbohidratos, vitamina A, B8, magnesio y fósforo. Además, sus compuestos como cumarinas, taninos y mucílagos le confieren propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antivirales, antifúngicas, anestésicas, probióticas y antioxidantes. Estos beneficios hacen de la canela un complemento ideal para la avena.


La combinación de avena y canela, ganadora en casi cualquier desayuno. Freepik


Te puede interesar:

Dietas

La dieta más efectiva para bajar los triglicéridos y cuidar tu salud

Dietas

El desayuno con proteínas que debes tomar antes de entrenar: ganarás músculo más rápido

Dietas

Los diez errores que cometemos en el desayuno: evítalos y perderás peso


Existen diversas maneras de preparar este nutritivo desayuno. Una opción es mezclar tres cucharadas de avena en leche o agua tibia, dejarla reposar y agregar frutas y canela en polvo. Otra alternativa es preparar un licuado con avena, manzana, canela en polvo, semillas de linaza y leche o agua. Es recomendable acompañar este desayuno con frutas frescas como manzana, fresas, arándanos, plátano, ciruelas pasas o frutos secos para una dieta equilibrada.