La obesidad es un auténtico problema de salud pública. Algunos expertos la definen como la gran epidemia del siglo XXI. Y los datos lo demuestran: solo en España más de la mitad de los adultos y un tercio de los niños tiene exceso de peso. 

Aunque el tratamiento fundamental para la obesidad es realizar cambios en la alimentación e incorporar el ejercicio físico en la rutina, en los últimos años se han desarrollado inyecciones ‘milagro’ para adelgazar prácticamente sin esfuerzo. 

Los principios activos son los que se utilizan para tratar la diabetes tipo 2 y que, como efecto secundario, producen pérdida de peso, lo que los ha popularizado entre personas que quieren adelgazar.

Son, por ejemplo, la liraglutida, que está comercializado como tratamiento para la obesidad, o la semaglutida, que está autorizado por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), pero que no se vende en España.

Sin embargo, ante el incesante aumento del número de personas con sobrepeso y obesidad, los científicos se afanan por dar con la ‘tecla’ para conseguir un tratamiento eficaz y seguro para adelgazar de forma saludable. 

Tal y como se acaba de publicar en la revista científica ‘Science Advances’, investigadores estadounidenses han creado una cápsula vibratoria, que la han convertido en un prometedor dispositivo para perder peso sin realizar una dieta estricta. 


La cápsula que han creado ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts para tratar la obesidad MIT


Los ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, han desarrollado esta cápsula ingerible que vibra dentro del estómago. Las vibraciones que producen esta cápsula activa los mismos receptores que percibe el estómago cuando está lleno. Y genera una sensación ‘irreal’ de saciedad.

Para llegar a esta conclusión, los científicos han analizado a animales a los que se les ha proporcionado esta píldora, que ha sido bautizada con el nombre de Vibrating Ingestible BioElectronic Stimulator (VIBES).

En concreto, se añadió a 108 comidas en cerdos 20 minutos antes de empezar a comer, lo que se tradujo en una disminución considerable de la ingesta: un 40 por ciento.


Cápsula vibratoria para tratar la obesidad MIT


Shriya Srinivasan, profesor asociado de bioingeniería en la Universidad de Harvard, explica que, pese a que aún no ha sido utilizado en humanos, podría utilizarse de forma totalmente segura “para alguien que quiera perder peso o controlar su apetito”. 

  • “Podría ser realmente interesante, ya que proporcionaría una opción que podría minimizar los efectos secundarios que vemos con los otros tratamientos farmacológicos existentes”.

La función de esta cápsula incide directamente sobre el nervio vago, que desempeña un papel fundamental en la saciedad a través de un circuito de retroalimentación negativa en el que se liberan secreciones neurometabólicas anorexigénicas como respuesta a la ingesta de alimentos.

El cerebro estimula la producción de insulina y varias hormonas, como el péptido C, Pyy y GLP-1. Este último es el que se utiliza en los famosos fármacos que se han comercializado para adelgazar a través de inyecciones.


La adherencia y eficacia de la actividad física son la clave para prevenir la obesidad. FREEPIK


El objetivo de Srinivasan era “activar los receptores de distensión del estómago haciéndolos vibrar y crear una sensación ilusoria de distensión que podría modular las hormonas y las pautas alimentarias”. Y de momento se ha conseguido en animales.

La cápsula se activaba 20 minutos antes de la comida y descubrieron que los cerdos consumían un 40% menos de alimentos en comparación con aquellos gorrinos que no habían ingerido esta píldora de última generación. 

Aunque está diseñada en un principio para vibrar durante 30 minutos, los investigadores creen que podría adaptarse para que permanezca más tiempo en el estómago, e incluso controlarse de forma inalámbrica.

En este estudio publicado en ‘Science Advances’, las pastillas pasaron por el tubo digestivo en cuatro o cinco días.

Además, sin efectos secundarios: ni obstrucción, perforación u otra molestia en el tracto digestivo.

Esto, señala el doctor Giovanni Traverso, gastroenterólogo en el Brigham and Women’s Hospital de Boston, podría ser una “alternativa” a los métodos que nos encontramos actualmente en el mercado para tratar el exceso de peso.


Uno de cada tres niños españoles tiene sobrepeso Freepik


Te puede interesar:

NUTRICIÓN

¿Son las bebidas vegetales una buena alternativa a los lácteos si queremos adelgazar?

ENDOCRINOLOGÍA Y NUTRICIÓN

¿Sientes hambre todo el tiempo y engordas? Descubren un remedio fácil para adelgazar

NUTRICIÓN

Pan integral: ¿es recomendable para adelgazar? ¿es más saludable que el blanco?


  • “Algunos de los tratamientos son realmente costosos, pero nuestro dispositivo podría fabricarse a un precio bastante rentable. Sería una forma de transformar la atención y la terapia para aquellas personas que no pueden tener acceso a algunas de las opciones más sofisticadas”.

Por delante, conocer mejor la seguridad de esta cápsula ingerible, cuál es el mejor momento para que empiece a vibrar y la frecuencia de su administración para lograr su objetivo: reducir el apetito y bajar de peso.