Cuando se habla de mortalidad por enfermedades las referencias más habituales son patologías como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares. Pero no debemos olvidar que las enfermedades neurológicas también provocan fallecimientos. 

  • De hecho, son ya la tercera causa más común de discapacidad y muerte prematura en la Unión Europea.
  • Solo en el último año fueron las responsables de más de 10 millones de muertes y de más de 350 millones de días vividos con discapacidad en todo el mundo. 

Además, y pesar de que muchas de ellas pueden ser prevenibles, una de cada tres personas en Europa llegará a desarrollar una enfermedad neurológica en algún momento de su vida. 


Imagen crónica de la neurona piramidal “dow” Wei-Chung Allen Lee, H. Huang, G. Feng


En España, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN) ya hay más de 9 millones de personas (alrededor del 20% de la población) con alguna enfermedad neurológica. 

  • A la cabeza de las que más fallecimientos causan se encuentran el ictus, el Alzheimer y otras demencias, Parkinson o la ELA lideran en nuestro país los rankings de mortalidad y discapacidad. 

Y como señala el doctor Jesús Porta-Etessam, Vicepresidente de la Sociedad Española de Neurología:

  • Las enfermedades neurológicas son responsables del 23% de los años de vida perdidos por muerte prematura y son las causantes del 19% de las muertes que se producen cada año en España”.

Las enfermedades neurológicas producen distintos grados de discapacidad entre los que las padecen. Y no solo las patologías ya vistas, sino otras como la migraña, la epilepsia, o la esclerosis múltiple también contribuyen enormemente a la carga de discapacidad en España, según apuntan los neurólogos.

  • “Nueve de las quince enfermedades más frecuentes entre las personas que tienen reconocida una discapacidad en España son enfermedades neurológicas, y ya son las responsables del 44% de la discapacidad por enfermedad crónica en nuestro país”, añade el experto.

En los últimos 30 años, las cifras muertes por enfermedad neurológica han aumentado un 39% y los años de vida por discapacidad un 15%. 

Y solo en los últimos 10 años ya se ha duplicado el número de personas afectadas por enfermedades como la enfermedad de Parkinson y la demencia. Y todo apunta a que estos porcentajes se van a ir incrementando en un futuro, si no se toman medidas.

  • La SEN estima que en menos de 15 años el número de casos de ictus aumentarán un 35% y que en 25 años se triplicará el número de casos del Alzheimer y de Parkinson.

“Teniendo en cuenta que la población española cada vez estará más envejecida y que la prevalencia de las enfermedades neurológicas aumenta considerablemente con la edad, es importantísimo que se tomen medidas para tratar de paliar el enorme impacto de estas enfermedades”, añade el neurólogo. 


Realizar puzzles, crucigramas o aprender un idioma preservan la salud cerebral. Igor Stevanovic. Adobe Stock


Pero no todo es negativo en el ámbito de estas patologías, porque como explica el doctor José Miguel Láinez, presidente de la Sociedad Española de Neurología “la buena noticia es la gran mayoría de las enfermedades neurológicas pueden ser menos graves si cuidamos adecuadamente nuestro cerebro. Además, se ha demostrado que muchos casos pueden ser incluso prevenibles”. 

  • “Solo si tenemos en cuenta lo que la prevención podría suponer para tres de las enfermedades neurológicas más comunes en España, como son el ictus, la demencia o la epilepsia, estaríamos hablando de que cuidar adecuadamente nuestro cerebro podría evitar que más de 100.000 personas muriesen o viviesen con discapacidad cada año en España”, subraya el doctor Láinez.

Mantener un cerebro saludable es clave para prevenir enfermedades neurológicas Foto de Mikhail Nilov: https://www.pexels.com/es-es


“Nunca es demasiado temprano ni demasiado tarde en la vida para adoptar medidas que permitan la prevención de las enfermedades neurológicas, sin embargo, es muy pequeño el porcentaje de población que sabe cómo llevar un estilo de vida cerebro-saludable”, explica el presidente de la SEN.

Pero ¿cuáles son esas pautas para que nuestro cerebro se mantenga en perfecto estado a lo largo de los años?

Pues los neurólogos tienen claro que solo hay que poner en práctica este decálogo: 

1.- Realizar actividades que estimulen la actividad cerebral y nos mantengan cognitivamente activo. Hay muchas, leer, escribir, participar en juegos de mesa, realizar actividades manuales, completar crucigramas, aprender y practicar un nuevo idioma, etc. 

2.- Controlar el peso y realizar ejercicio físico de forma regular, bien mediante la práctica de algún deporte o realizando uno o dos paseos diarios de al menos 30 minutos. 


Neuronas, la clave de un cerebro saludable Imagen de Gerd Altmann en Pixabay


3.- Evitar sustancias tóxicas como el alcohol, el tabaco, la contaminación y las drogas.

4.- Los factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, diabetes…) también afectan a nuestro cerebro, por eso es esencial vigilarlos y controlarlos

5.- Socializar. El aislamiento social y la incomunicación pueden provocar deterioro cognitivo en el futuro.

6.- Seguir una dieta equilibrada. Reducir las grasas animales, el azúcar, la sal o los alimentos procesados protege la salud cerebral. Es mejor optar por alimentos naturales, en especial frutas, verduras y legumbres. 

7.- Dormir alrededor de 8 horas diarias. 

8.- No abusar del uso de Internet, pantallas digitales y redes sociales. “Su uso excesivo reduce la capacidad de concentración, atención y aprendizaje y, su uso nocturno, genera mayor dificultad para mantener y conciliar el sueño”, insisten los neurólogos. 

9.- Protección activa del cerebro. Ponerse el cinturón de seguridad, usar casco tanto si se monta en moto, bici, patinete eléctrico, como si es necesario en el ámbito laboral. 

10.- Elimina el estrés en todos los ámbitos de la vida que sea posible y… ¡Tener una actitud positiva! El buen humor y la risa fortalecen el cerebro.