El cáncer de próstata afecta en España a 1 de cada 6 hombres, por lo que nos encontramos ante una enfermedad muy frecuente y con el órgano que más problemas origina al varón a lo largo de su vida. Lo más importante cuando nos encontramos frente a cualquier patología prostática es prevenir y tratar, pero para llegar a ello hace falta, primero, un buen diagnóstico.

Es por ello que, el pasado jueves, INFORMACIÓN y el Hospital Vithas Medimar de Alicante organizaron el webinar “Avances en el diagnóstico del cáncer de próstata y su tratamiento”. Un encuentro digital con el doctor Bartolomé Lloret, urólogo y director de la Unidad de Urología y Andrología del centro hospitalario en el que se resolvieron dudas en directo sobre los últimos métodos de diagnóstico, prevención, hábitos de vida saludables y mejores tratamientos para esta enfermedad que tanto preocupa a los hombres. El encuentro fue moderado por Toni Cabot, director del Club Información.

Un momento del webinar con el Dr. Batolomé Lloret, presentado por Toni Cabot.


El cáncer de próstata, por desgracia, es un cáncer silencioso: inicialmente no presenta ningún síntoma. “Cuando empieza a dar síntomas suele significar que el paciente ya no está en un estadio temprano”, afirma el urólogo. De ahí lo fundamental de acudir a revisiones periódicas para detectar a tiempo cualquier anomalía. Como indica el experto, “no existe la alarma, y si existe la alarma significa que el cáncer está un poco fuera de control”.

Estos síntomas de “alarma”, que deben hacer acudir al hombre inmediatamente al especialista son: escozor, dolor o molestias al orinar, miccionar muy fino o entrecortado, sangre en la orina, necesidad de ir al aseo muy frecuentemente, molestias debajo del ombligo… Estos indicios también pueden confundirse con los de un tumor benigno de la próstata, por tanto hay que visitar a nuestro médico para descartar.

Normalmente, los problemas de próstata comienzan a aparecer en el hombre a partir de los 50 años de edad, por lo que la primera visita al urólogo no se debe posponer si este es su caso. En el caso de que sea un paciente joven pero con antecedentes de familiares directos, las revisiones deberán adelantarse y comenzar a partir de los 40 años. “El varón cada vez está más predispuesto a realizarse un chequeo prostático, pero todavía no lo da por hecho. La mortalidad podría reducirse a cero si localizáramos el cáncer en esos momentos iniciales”, comenta el doctor Lloret.

Doctor Bartolomé Lloret, urólogo del Hospital Vithas Medimar.


Como señala Bartolomé Lloret: “Un diagnóstico precoz es lo más efectivo y puede suponer la curación o la prevención del tumor”.

El diagnóstico siempre comienza con una visita rutinaria al urólogo: una charla con el paciente, una ecografía, una analítica y (solo si es necesario) una exploración, hasta ahí el “chequeo prostático” estándar. Sin embargo, para aquellos hombres en los que hay sospecha de tumor será necesaria una resonancia magnética, y por último, una biopsia para la confirmación definitiva.

Y es que, en los últimos años, la medicina y la tecnología ha avanzado a pasos agigantados en el campo de la próstata. “Hoy en día, disponemos de nuevos medios de diagnóstico para asegurar que localizamos el cáncer cuando está en sus inicios y, por tanto, puede ser curado”, asegura el doctor.

Entre estos avances se encuentra la Resonancia Magnética Nuclear (Multiparamétrica), capaz de visualizar el tumor con mucha más claridad. “Es el diagnóstico de elección antes de realizar cualquier otro tipo de actuación frente a un tumor de próstata: sencillo, rápido y que nos ofrece mucha información”, comenta el urólogo.

El Hospital Vithas Medimar de Alicante cuenta con nueva técnica de diagnóstico llamada biopsia por fusión que permite mucha más efectividad a la hora de diagnosticar el tumor de próstata. “Mediante un sofisticado software fusionamos las imágenes que aporta la resonancia magnética multiparamétrica con las imágenes ecográficas, de esta manera cuando biopsiamos lo hacemos en el punto exacto, siendo más precisos, efectivos y logrando menos efectos secundarios”, indicó el Dr. Lloret durante el webinar.

Este avance permite un 35% más de precisión frente a la biopsia tradicional y proporciona información sobre la forma de la próstata en sus diferentes partes, así como de los órganos vecinos que la rodean y sus relaciones para poder detectar anomalías mucho más rápido que hace unos años.

Avances en el diagnóstico del cáncer de próstata y su tratamiento


El paciente debe saber que cuando el cáncer de próstata está localizado se puede curar totalmente mediante radioterapia o bien cirugía mínimamente invasiva. Sin embargo, cuando el tumor no está localizado (está extendido) no llega a curarse, «pero hoy en día debe estar tranquilo porque existen múltiples opciones para que pueda convivir con su enfermedad perfectamente y tener una vida normal, sin dolor ni molestias”.

Si el tumor está localizado y es de bajo grado (bajo potencial maligno) hay tres posibles opciones. Dependiendo del tumor, la agresividad y la extensión se puede elegir entre un método u otro.:

  • Cirugía laparoscópica. Hoy en día, el paciente no debe tenerle miedo a la cirugía para eliminar un tumor. “Se trata de intervenciones mínimamente invasivas, robóticas y nada agresivas. Por supuesto, los efectos secundarios se han reducido exponencialmente”, afirma Bartolomé Lloret..
  • Radioterapia (método no quirúrgico). También ha cambiado muchísimo en los últimos años. Los aceleradores son mucho más precisos y más intensos. Además, ahora es posible proteger los órganos que se encuentran alrededor de la próstata para que no se alteren con el tratamiento y evitar los efectos secundarios. “En Vithas somos pioneros en esta técnica. La radioterapia bien dirigida es tan curativa como la cirugía”.
  • Esperar. “Cuando el tumor es de bajo grado también tenemos la opción de esperar y ver cómo evoluciona. Pero el paciente tiene que estar mentalizado de que cada 4-5 meses debe someterse a distintas pruebas diagnósticas y de control”, indica el especialista.

Por el contrario, si el paciente ya llega con un tumor extendido existen, igualmente, terapias muy efectivas de bloqueo hormonal, quimioterapia, inmunoterapia… “Actualmente tenemos la suerte de poder tratar pacientes que antes pensábamos incurables”, afirma Lloret.

Algo que preocupa al hombre mucho suele ser el terreno sexual tras un cáncer de próstata. Y es que hay que ser conscientes de que tras aplicar un tratamiento, muy probablemente la vida sexual del paciente se verá afectada. No obstante – señala Lloret – Son tratamientos que duran un tiempo determinado y probablemente se pueda recuperar esa vida sexual, ya sea con medicamentos, tratamientos con ondas de choque, o en los casos más extremos, una prótesis de pene. “El tema de la disfunción eréctil está resuelto siempre, depende de lo que cada cual quiera y necesite”.

El doctor Lloret afirma que hay cosas que están demostradas que son útiles para prevenir un cáncer de próstata, entre ellas una dieta fundamentalmente vegetariana (sin excesos de carne) y pobre en lácteos. Dos alimentos muy eficaces son el tomate o el brócoli. Por supuesto, el ejercicio físico y una vida activa es fundamental, así como evitar infecciones como la prostatitis.

Por otro lado, si el hombre cuenta con antecedentes familiares directos con cáncer de próstata, es conveniente que se realice un estudio genético para conocer la probabilidad que tiene de padecerlo en un futuro con el objetivo de una mayor prevención, estar más atentos.

Todo esto puede evitar o retrasar la aparición del cáncer de próstata o bien, que no sea tan agresivo si apareciera. “Una vez diagnosticado, los buenos hábitos siguen siendo fundamentales para evitar el desarrollo más maligno del tumor”, concluye el doctor.

Hospital Vithas Medimar Alicante

Tlf: 965 16 22 00

Centro de Salud para el Hombre – Dr. Bartolomé Lloret