Adelgazar cuando hace frío es un doble reto. En invierno apetece tomar platos calientes y de cuchara que normalmente asociamos a grasas y calorías extra pero eso no siempre es cierto. Las sopas quemagrasas y los caldos depurativos son una excelente manera de adelgazar. Y por supuesto, las infusiones para perder peso. Puedes tomarlas en cualquier momento y al tiempo que te reconfortan, te ayudan a perder esos kilos de más.

Tomar tres tazas de un té adelgazante al día es una manera ideal de eliminar grasas localizadas y afinar la cintura. Una de las mejores infusiones quemagrasas que puedes tomar en invierno es el té de abedul. Sus propiedades diuréticas y adelgazantes son indudables, eso sí, te avisamos, está muy amargo.

El abedul es una planta cuyas hojas son muy ricas en potasio, lo que lo convierte en un potente depurador de nuestro organismo.

Por esta razón, es ideal para evitar el sobrepeso y la retención de líquidos ya que ayuda a que nuestro organismo elimine las toxinas a través de la orina.

También previene la cistitis y otras infeccione urinarias.

Al mismo tiempo, evita la formación de piedras en el riñón. Tiene un gran poder antiinflamatorio y es un eficaz alivio en caso de artrosis, contracturas musculares y gota. También se utiliza para bajar la fiebre y controlar la tensión sanguínea. Ayuda a tratar los dolores de cabeza y las alergias.

Las hojas de abedul no solo te servirán para preparar infusiones. Una buena forma de luchar contra la celulitis es usarlas directamente para masajear la zona con piel de naranja. Si eres constante, pronto comenzarás a notar como la grasa acumulada en tus glúteos y piernas comienza a reducirse.

Las hojas de abedul ayudan a combatir la celulitis. Pixabay


El té de abedul para adelgazar es muy fácil de hacer. Solo necesitas 30 gramos de abedul y un libro de agua. Ponlo a hervir a fuego fuerte unos veinte minutos. Después cuela la infusión deja que repose.

Puedes guardarla en la nevera y ya tendrás infusión para todo el día, ya que lo recomendable para perder peso es tomar tres tazas diarias, después de desayuno, comida y cena.

Eso sí, tienes que tener en cuenta que esta infusión adelgazante tiene un sabor muy amargo. Para endulzarla puedes ponerle unas gotas de zumo de limón y un poquito de miel o canela.

Preparar un té de abedul para adelgazar es muy sencillo. Pixabay


Además del té de abedul del que te hablamos hoy, existen multitud de infusiones naturales para perder peso. El té rojo, el té verde y la infusión de apio son algunos de los más efectivos para bajar esos kilitos de más que tanto te preocupan. Como siempre te decimos, ninguna de estas infusiones son milagrosas y por sí mismas no harán que los kilos desaparezcan sin más. Para que su eficacia adelgazante sea total, deben ir acompañadas de una dieta saludable y de ejercicio físico. Combinando todos estos factores en tu día a día lograrás alcanzar tu objetivo de perder peso y no recuperarlo rápidamente.

Te puede interesar:

Salud

El té perfecto para desayunar: te ayudar a adelgazar y perder barriga

Salud

Agua de berenjena y limón, el remedio natural para perder peso y reducir grasa abdominal

Salud

El caldo depurativo que limpia tu organismo y te hace adelgazar en 5 días

Salud

La sopa de cebolla que te ayudará a adelgazar en solo una semana

Salud

La crema de verduras que refuerza tu sistema inmunológico y te ayuda a adelgazar

Salud

La mejor sopa quemagrasas para adelgazar en siete días


Toma tres tazas de esta infusión al día y perderás peso rápidamente. Pixabay


Además, antes de tomar cualquier infusión o emprender una dieta de adelgazamiento, te recomendamos que consultes con tu médico.