¿Ha sobrado turrón de estas Navidades? La solución: hacer una deliciosa tarta de turrón con la que aprovechar las tabletas abiertas y conquistar a todos los comensales. Esta receta es sencilla, con ingredientes al alcance de todo el mundo y con un resultado de escándalo: la tarta queda con la textura cremosa perfecta y un sabor a turrón suave.

  • 600 gramos de queso crema
  • 250 gramos de turrón del blando
  • 75 gramos de azúcar
  • 4 huevos
  • 250 mililitros de nata para montar
  • Una cucharada de harina o maicena

Esta tarta de turrón es de estas de «mezclar todo y listo», pero te contamos la forma más correcta de hacerlo. Primero, batir el queso crema con el turrón blando cortado en dados. Si queremos que queden algunos trozos de turrón, no batir del todo la mezcla. A continuación, se añade el azúcar y se integra. Se añaden los huevos y se bate todo con unas varillas hasta tener una pasta. Por último, toca tamizar la harina o la maicena por encima e incorporarlo a la mezcla final.

Te puede interesar:

Tendencias

Cómo hacer unas ricas milhojas de turrón


En un molde de horno, preparado con un papel vegetal para facilitar su posterior desmoldado, vertemos la mezcla y lo ponemos en el horno a unos 200 grados con calor arriba y abajo. El tiempo: 40 minutos más 10 minutos más con el horno apagado y la puerta entreabierta.

Una vez desmoldado se puede decorar con un poco de turrón espolvoreado, canela o nata. Se puede comer tibio o meterlo en la nevera y que esté frío. ¡Qué aproveche!