Según los últimos datos de población publicados por los expertos en cardiología, en España habría más de 140.000 personas con miocardiopatías. Se trata de un grupo heterogéneo de enfermedades cardiovasculares tienen un impacto relevante en la calidad de vida de los pacientes. Y lo más importante, estas patologías están detrás de la mayor parte de muertes súbitas entre los jóvenes. 

  • Las miocardiopatías no son otra cosa que alteraciones en la estructura y la funcionalidad del miocardio, el músculo del corazón.

Estas anomalías cardiacas suelen tener un origen genético y nada tienen que ver con una enfermedad coronaria que cause limitación del flujo de sangre, como una aterosclerosis, o por otros problemas como hipertensión o defecto de las válvulas del corazón

Además de su origen genético, hay otros factores que pueden provocar la aparición de anormalidades en el músculo del corazón: las sustancias tóxicas, como el alcohol, o algunos fármacos, como aquellos usados en los tratamientos contra el cáncer.

Otra de las características de esta patología es que puede aparecer a cualquier edad, aunque generalmente, salvo los casos más graves, se diagnostican durante la vida adulta del paciente. 


Las miocardiopatías están detrás de la mayor parte de muertes súbitas entre los jóvenes. FREEPIK


Hay varios tipos de miocardiopatías, pero las más habituales son: 

  • Miocardiopatía Hipertrófica.

Esta se debe a un aumento del grosor de la pared del ventrículo izquierdo del corazón. Según el informe “Las miocardiopatías importan”, realizado por la compañía biofarmacéutica Bristol Myers Squibb (BMS) en colaboración con Hiris, esta es la miocardiopatía más frecuente. Se calcula que en España la sufren más de 95.000 personas.

  • Miocardiopatía Dilatada.

En este tipo ocurre lo contrario, es decir, las paredes del miocardio son más finas lo que produce un agradamiento de los ventrículos. La padecen unos 19.000 españoles.

  • Miocardiopatía Arritmogénica.

Esta miocardiopatía se produce cuando el tejido del miocardio, fundamentalmente del ventrículo derecho, ha sido sustituido por tejido fibroadiposo. Afecta a entre 9.523 y 23.807 personas en nuestro país. 

  • Miocardiopatía Restrictiva.

Es la menos frecuente (7.142 pacientes) y se produce cuando las paredes del corazón no tienen elasticidad y, por lo tanto, no pueden realizar correctamente los movimientos diastólicos necesarios para llenar de sangre el corazón. 


Las miocardiopatías pueden producir fatiga al realizar ejercicio físico. KATEMANGOSTAR. FREEPIK.


Aunque en un primer momento las miocardiopatías pueden pasar desapercibidas, con el tiempo el paciente puede ir notando algunas molestias como: 

  • Dificultades para respirar. 
  • Hinchazón en las extremidades inferiores.
  • Hinchazón abdominal. 
  • Tos al estar acostado.
  • Fatiga.
  • Palpitaciones. 
  • Presión en el pecho.
  • Mareos o desmayos.

Es precisamente la inexistencia o la levedad de los síntomas en los primeros estadios de estas patologías las que las confieren mayor gravedad.

Y es que tal y como se detalla en el informe “Las miocardiopatías importan”:

  • Una de las principales consecuencias de las miocardiopatías es la muerte prematura
  • De hecho, estas enfermedades son una de las primeras causas de muerte súbita en menores de 35 años, especialmente cuando se practica actividad física”.

Si se detecta a tiempo, los cardiólogos disponen de diferentes formas de afrontar una miocardiopatía, según el tipo que sea:

  • Existen medicamentos para ello y también procedimientos como la ablación de algún aparte del músculo afectado mediante distintas técnicas. 
  • También se dispone de otros procedimientos como la implantación de un marcapasos o de un desfibrilador automático implantable.

En algunos casos, ninguno de estos tratamientos son eficaces por lo que se podría someter al paciente a un trasplante de corazón


Algunas miocardiopatías requieren un trasplante de corazón. Adobe Stock.


Además de a su salud, el impacto de las miocardiopatías en la calidad de vida y bienestar de las personas que las padecen es importante.

Según los estudios llevados a cabo y recogidos por el informe de BMS, los pacientes con estas patologías suelen tener asociados trastornos mentales como la ansiedad y la depresión, además de estar muy limitados en su ambiente laboral, educativo o a la hora de practicar actividades cotidianas. 

Por todas estas razones, Ester Costafreda, gerente de la Asociación para Pacientes y Familiares con Síndromes Arrítmicos relacionados con la Muerte Súbita (SAMS) señala la importancia de un diagnóstico temprano:

Te puede interesar:

DÍA MUNDIAL

Síndrome de Moebius, así es la enfermedad que borra la sonrisa, pero no afecta al cerebro

NUTRICIÓN

El panga, uno de los pescados más consumidos de Europa, sigue en el punto de mira: ¿es seguro tomarlo?

CIRUGÍA

Ameloblastoma: el tumor oral frecuente, que rara vez da metástasis y se cura desde la pierna


  • “Es vital que los profesionales de la salud tengan en cuenta no solo los desafíos en el diagnóstico de las miocardiopatías, sino también en su tratamiento. Un enfoque temprano, adecuado e integral puede ser decisivo para salvar vidas”.

Y es que según los datos de los que se dispone, existe un infradiagnóstico o diagnóstico tardío que favorece la aparición de complicaciones.