Existen más de 120 tipos de tumores cerebrales y cada año se diagnostican más de 5.000 nuevos casos en España según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Además, los especialistas subrayan que, a lo largo de los últimos años, se ha observado como el número de estos tumores se incrementa año tras año. 

Entre las causas de este aumento desde la SEN señalan dos:

  1. Por un lado, la mejora de las técnicas de imagen, que ha permitido perfeccionar su diagnóstico
  2. Por otro, el progresivo envejecimiento de la población.

Los tumores cerebrales suponen aproximadamente:

  • El 2% de todos los cánceres diagnosticados en adultos
  • El 15% de los diagnosticados en niños.

Y este preocupante datio lo convierte, durante la edad pediátrica, en el segundo tipo de cáncer más detectado después de la leucemia. 

Sin embargo, a pesar de que se trata de un cáncer frecuente entre los niños, se ha observado que su incidencia aumenta progresivamente con la edad en los adultos, hasta alcanzar su máxima incidencia entre la sexta y la séptima década de la vida. 

Se estima que, en la actualidad, en España hay alrededor de 20.000 personas que padecen algún tipo de tumor cerebral, clasificado como:

  • Tumor primario, aquel que se origina directamente en el cerebro
  • O como tumor metastásico, originado en otras partes del cuerpo, pero que se ha diseminado al cerebro.

Los tumores cerebrales son uno de los grandes retos de la medicina Foto de National Cancer Institute en Unsplash


Aunque, como ya hemos visto por los datos, estamos hablamos de tumores que no son muy frecuentes, sí es cierto que cuando aparecen tienen un alto impacto en la vida de las personas que los padecen.

Y el problema es que al estar situados en el cerebro los síntomas que provocan son graves: 

  • Trastornos del comportamiento.
  • Crisis epilépticas.
  • Vómitos.
  • Alteraciones visuales.
  • Fiebre.
  • Fatiga.
  • Dolores de cabeza. 

Además de estos signos, los neurólogos estiman que:

  • El 80% de los pacientes con un tumor cerebral sufrirán disfunción cognitiva
  • El 78% problemas motores
  • El 37% disfunción en el control de esfínteres.

Y como explica la doctora Berta de Andrés, Coordinadora de la Sección de Neurofisioterapia de la Sociedad Española de Neurología.

  • “Aunque los principales síntomas asociados al cáncer cerebral dependen de la localización del tumor y de la posible inflamación del mismo, otros estarán relacionados con los efectos secundarios de la neurocirugía, la quimioterapia, la radiación u otros fármacos empleados para su tratamiento. Y todo ello, repercutirá en la autonomía y calidad de vida de la persona que lo sufre”.

Neurorreahabilitación, una esperanza para el paciente con tumor cerebral Foto de Ivan Samkov: https://www.pexels.com/es-es/foto/resfriado-sano-gente-mujer-6436258/


La supervivencia a los cinco años del diagnóstico ha pasado, en los últimos tiempos, de un 24% a más del 35%, según datos actuales de la Sociedad Americana de Oncología Médica

Además, el tratamiento sistémico han minimizado las secuelas.

Y todo ello se debe a los grandes desarrollos realizados en los últimos tiempos, sobre todo en forma de:

  • Avances en los tratamientos locales
  • Nuevas técnicas quirúrgicas
  • Nuevas técnicas de neuroimagen
  • Radioterapia.

En otras palabras, se ha aumentado la supervivencia más del 10% en términos absolutos, algo que quizá puede parecer insignificante año a año, pero

  • “Si consideramos que cada doce meses se diagnostican en España más de 3.500 casos de estos tumores, el número de pacientes que se beneficia de las mejoras en el tratamiento puede ser muy significativo”, explican desde la Sociedad Española de Oncología Médica.

Pero no solo hablamos de supervivencia o incluso de curación (en más del 90% de casos de algunos tipos de tumores cerebrales).

Estamos hablando también de intentar conseguir que las personas que los padecen puedan obtener la mejor calidad de vida posible controlando adecuadamente los síntomas, explican desde la SEN.

“Puesto que es común que se desarrollen

  • Dificultades en el movimiento
  • En la orientación espacial
  • Apraxia
  • Heminegligencia
  • Déficits sensoriales,
  • En el equilibrio
  • En la coordinación

os tumores cerebrales suponen aproximadamente el 2% de todos los cánceres diagnosticados en adultos.


Por todo lo visto en cuanto a síntomas, se entiende fácil que las últimas investigaciones apuntan a que el 80% de las personas que sufren un tumos cerebral requieren neurorrehabilitación”, apunta la neuróloga. 

  • “Sin embargo, tradicionalmente, a estas personas se les ha excluido de los servicios de rehabilitación a pesar de que, cuando hablamos de cáncer en general, se estima que el ejercicio terapéutico, tanto tras el diagnóstico como la posterior supervivencia libre de enfermedad, reduce la mortalidad un 59%”.

Pero, a pesar de que los estudios científicos cada vez apoyan más la neurorrehabilitación que trate el deterioro funcional y/o la disfunción relacionada con los tratamientos oncológicos, según el último trabajo realizado en 2022, las personas con cáncer cerebral presentan unos niveles de actividad bajos respecto a las recomendaciones del Consenso Internacional Multidisciplinar sobre Ejercicio en Supervivientes de Cáncer de 2019.

Y es que este tipo de rehabilitación neurológica permite prevenir complicaciones y preservar o mejorar la calidad de vida.

Concretamente desde la neurofisioterapia y a través del ejercicio terapéutico, tal y como explica Berta de Andrés:

Te puede interesar:

1

Qué avances hay en el tratamiento del cáncer de mama y cuántos tipos hay

1

¿Qué es la enfermedad hepática provocada por el alcohol, que casi siempre descubrimos tarde?

1

¿Son las bebidas vegetales una buena alternativa a los lácteos si queremos adelgazar?

1

Exámenes de la EvAU: Consejos de la psicóloga para vencer el posible descontrol emocional

1

El melanoma también puede aparecer en tus pies: ¿cómo protegerlos del sol?

1

¿Qué es la esofagitis eosinofílica, una enfermedad nueva que está creciendo en todo el mundo?


  • “Se tratarán, de forma individualizada, aquellas posibles complicaciones derivadas de una posible menor movilidad
  • Se prevendrán caídas por el desacondicionamiento y/o los déficits de equilibrio
  • Se incidirá sobre el dolor
  • Se trabajará para disminuir la fatiga (la cual aparece en el 80% de los casos que se tratan con radioterapia)
  • Se enseñarán estrategias de movimiento compensatorias cuando así se requiera”. 

“En cualquier caso, la neurofisioterapia y el resto de los agentes del equipo de Neurorrehabilitación deberán adaptarse a las condiciones de la persona, su familia y su entorno particular con el fin de planificar los objetivos terapéuticos. Y, para eso, es necesaria una atención multidisciplinar y una derivación eficaz aun cuando se está al inicio del proceso y tras el diagnóstico”.