Los españoles gastamos de media 330 euros al año en comprar ropa. Es menos que los que gastan nuestros vecinos europeos, con una media anual de 490 euros.

Con la llegada del comercio online, este proceso se ha simplificado a límites inimaginables: podemos comprar todas las prendas que se nos antojen en cualquier momento del día.

La ropa forma parte de nuestra vida, prácticamente desde el inicio de la humanidad, aunque con modificaciones que han ido evolucionando a lo largo de los años.

Sin embargo, lo que muchos no se pueden imaginar es que las prendas pueden representar un peligro para nuestra salud.

En concreto, hablamos de los peligros que tiene para el organismo no lavar la ropa antes de estrenarla por primera vez. 

No obstante, y antes de entrar en materia, siempre han existido dos argumentos en este debate que lleva años encima de la mesa.

Por un lado, quienes están a favor de lavar la ropa nueva antes del primer uso, y por otro, quienes están totalmente en contra. Mientras que hay quienes piensan que simplemente es una cuestión de higiene, otros prefieren cuidar los tejidos y retrasar lo máximo posible su lavado.


La ropa nueva puede producir reacciones alérgicas por contacto con químicos Pexels


Según explica la dermatóloga Susan Nedorost, profesora en la Case Western Reserve University, en una entrevista publicada en The Times, la dermatitis alérgica es el “alto precio” que pagan algunas personas por ponerse ropa nueva sin lavarla primero.

Se trata de una reacción ante un alérgeno, por lo que está relacionada con el sistema inmunitario, al entrar en contacto con la piel.

La reacción suele aparecer unos días después de usar una prenda nueva con un síntoma muy molesto y que se puede prolongar durante semanas: erupción. Y esto se debe, dice la especialista, a “colorantes dispersos”.

Son tintes que se utilizan para teñir fibras sintéticas como el poliéster, el nailon y el acrílico para conseguir los colores tan característicos que luego encontramos en los grandes almacenes. Estos colorantes se encuentran en “niveles muy altos” en la ropa nueva. 

Aunque no hay datos sobre el número de personas afectadas por alergia a este tipo de tintes, que son muy comunes en la fabricación de prensas, sí hay una manera de limitar al máximo el riesgo de reacciones adversas. Y así lo afirma la doctora Neodorost.

  • “Al lavar la ropa nueva, es posible que se elimine un poco de tinte sobrante y, por lo tanto, la exposición sea menor”.

Lo más importante para evitar riesgos es lavar siempre la ropa antes de usarla Pexels


Sin embargo, más allá de la dermatitis alérgica, el uso de productos químicos para la ropa también puede provocar otros problemas de salud, como se desprende de un estudio de la Universidad de Estocolmo.

Publicado en 2014, los investigadores analizaron 31 muestras de ropa, compradas en tiendas minoristas de “diverso color, material, marca, país de fabricación y precio”.

El resultado es que encontraron un compuesto químico llamado quinolina (o uno de sus derivados) en 29 de las 31 muestras.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos calificó a este compuesto químico como “posible carcinógeno humano” al vincularlo con la “actividad iniciadora de tumores”.

Eso sí, desde el organismo aclaran que no se han realizado estudios en humanos, solo en ratones, por lo que no se puede afirmar rotundamente el impacto en nuestra salud.


Imagen de archivo de una tienda durante el periodo de rebajas EFE


  • “Hasta ahora estos químicos no están bien estudiados con respecto a su absorción por la piel o sus efectos relacionados con la salud”, resulta la profesora Ulrika Nilsson sobre cómo nos puede afectar el uso de estos componentes en la ropa. 

Un estudio realizado en la Universidad de Nueva York demostró que la ropa nueva no está tan limpia como pensamos. Lavar las prendas antes de usarlas no solo reduce la posibilidad de sufrir una reacción alérgica, sino que evitaremos estar en contacto con gérmenes fecales.

Te puede interesar:

PODOLOGÍA

¿Sabes elegir los calcetines? los podólogos explican qué tipo escoger para cada situación

DERMATOLOGÍA

Urticaria crónica espontánea: El desesperante picor que puede afectar a todas las edades

ODONTOLOGÍA

Carillas dentales: qué son, cuándo y cómo se ponen y para qué sirven


Estas bacterias, que pueden permanecer en las fibras de la ropa durante meses, “proceden de la boca, la piel o incluso el ano”.

Y esto se debe a que la ropa acumula infinidad de suciedad desde la fábrica en la que se produce, llega a los grandes almacenes y, finalmente, la compramos. De ahí, la importancia de lavarla antes de usarla.