Durante los meses de gestación son muchos los aspectos a los que se debe estar atento, los niveles de azúcar, los controles de la semana 12 y la 20, la ganancia de peso del feto… Pero también es esencial vigilar los niveles de tensión arterial para prevenir la preeclampsia, una de las complicaciones más comunes para las mujeres durante el embarazo. 

Hablamos de un problema que afecta a alrededor del 5% de las gestaciones y provocar graves efectos tanto en la madre como en el feto, poniendo en peligro sus vidas. De hecho, es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad materna y fetal que afecta del 2 al 10 % de los embarazos a nivel mundial.


La preeclampsia es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad materna y fetal. Adobe Stock.


Los especialistas de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) señalan que la preeclampsia consiste en una hipertensión arterial que aparece durante la gestación o que empeora una hipertensión previa en la mujer. Suele aparecer después de las 20 primeras semanas de gestación, junto con otros signos o síntomas como: 

  • Aumento de los niveles de proteína en la orina (proteinuria) u otros síntomas de daño renal

Aumento de las enzimas hepáticas que indican daño en el hígado. 

  • Dolores de cabeza.
  • Problemas de visión.
  • Falta de aire.
  • Dolor en la parte alta del abdomen. 

Tener preclampsia puede provocar un parto pretérmino. Adobe Stock.


Las consecuencias de sufrir preeclampsia durante el embarazo son varias y potencialmente muy graves. Los especialistas en ginecología señalan algunas de las más importantes. 

  • Tener que finalizar el embarazo antes de tiempo, provocando el parto antes de las 37 semanas. Este tipo de problema se produce en un 1% de los casos.
  • Problemas de crecimiento del feto
  • Desprendimiento de la placenta, con el riesgo de hemorragias que esto supone para la madre y el bebé. 
  • Daños a distintos órganos de la madre como los riñones, el hígado, los pulmones, el corazón o los ojos.
  • Puede causar accidentes cerebrovasculares
  • Aumento del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares en un futuro. 

La preclampsia retrasa el crecimiento del bebé. UNSPLASH.


La importancia de este problema de salud en la población femenina embarazada y la posibilidad de aplicar tratamientos preventivos han llevado a explorar nuevos métodos de diagnóstico y cribado en el primer trimestre de la gestación para así prevenir sus posibles casos.

  • Entre estos métodos de predicción de la preeclampsia se incluye la prueba de cribado del algoritmo de la Fetal Medicine Foundation (FMF):

Se trata de una técnica utilizada en otros países pero que acaba de ser avalada en España por un estudio multicéntrico en el que han participado profesionales de ginecología de ocho hospitales de distintos puntos del territorio nacional.

En el estudio se analizaron más de 10.000 gestaciones entre septiembre de 2017 y diciembre de 2019, se trataba de embarazos únicos y fetos vivos no malformados que acudieron a su ecografía de primer trimestre entre las semanas 11 (+0 días) y 13 (+6 seis días), con un total de 10.110 gestaciones, incluidos 72 casos de preeclampsia pre término.

A todas las gestantes se les midió como variables:

  • La tensión arterial media
  • El índice de pulsatilidad de las arterias uterinas
  • El factor de crecimiento placentario
  • La proteína plasmática A asociada al embarazo. 

Te puede interesar:

TRATAMIENTO CONTRA EL CÁNCER

Oncología Radioterápica: el nuevo pilar imprescindible para curar el cáncer y salvar vidas

ALERGOLOGÍA

Alérgenos ocultos: estos son los alimentos que más reacciones alérgicas provocan en Navidad

REUMATOLOGÍA

¿Amenaza de gota? Estos son los alimentos que puedes comer, y los que no, en estas Navidades


Pues bien, según las conclusiones de este estudio, las mujeres que desarrollaron preeclampsia pre término presentaron una tensión arterial media y un índice de pulsatilidad de las arterias uterinas significativamente mayores, así como un factor de crecimiento placentario y la proteína plasmática A asociada al embarazo significativamente menores, en comparación con los casos que no desarrollaron esta patología.

Así, los especialistas de la SEGO señalan que realizar este procedimiento durante el primer trimestre de gestación es eficaz, seguro y bastante preciso en la predicción de la preeclampsia, ya que se detectaron hasta el 73% de los casos.