La cirugía mínimamente invasiva en combinación con la artroscopia de cadera se ha convertido en unas técnicas quirúrgicas innovadoras, siendo cada vez más utilizadas en el campo de la ortopedia para tratar una amplia variedad de afecciones. El Dr. Ferragut, jefe de servicio de traumatología del Hospital IMED Levante de Benidorm, nos presenta estas técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas que han revolucionado la forma en que se realiza la cirugía de esta articulación, mejorando significativamente los resultados y la recuperación de los pacientes. En este artículo, el Dr. Ferragut nos explica cómo se lleva a cabo la cirugía artroscópica de cadera, así como la cirugía protésica mínimamente invasiva explicando los beneficios que aportan estas técnicas y quiénes son los pacientes más adecuados para ellas.

La cirugía artroscópica es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que se utiliza cada vez más en el campo de la ortopedia para tratar una amplia gama de afecciones. “Esta técnica ha revolucionado la forma en que se realiza la cirugía de cadera, y ha mejorado significativamente los resultados y la recuperación de los pacientes”, detalla el docto Ferragut, una eminencia en la materia.

Lo primero que destaca el jefe de servicio de traumatología es la precisión con la que pueden tratar las lesiones. “La cirugía artroscópica de cadera se realiza con una pequeña cámara llamada artroscopio, que se introduce dentro de la articulación a través de pequeñas incisiones en la piel. El artroscopio transmite imágenes detalladas a tiempo real desde el interior de la articulación de la cadera a un monitor de video, lo que permite al cirujano ver y tratar la lesión con precisión”. 

El procedimiento de cirugía mínimamente invasiva para una prótesis de cadera implica la eliminación de la articulación de la cadera dañada y su reemplazo con una prótesis artificial. “La cirugía mínimamente invasiva para prótesis de cadera se considera una técnica menos invasiva en comparación con la cirugía abierta tradicional, ya que implica incisiones más pequeñas y un tiempo de recuperación más rápido”, explica el jefe del servicio de traumatología de IMED Levante.

La técnica «ofrece resultados brillantes, sin apenas secuelas quirúrgicas y con una recuperación rápida y completa. Los mismos que se lograban con cirugía abierta», argumenta el Dr. Ferragut. “Además, debido a que las incisiones son más pequeñas, hay menos cicatrices y menos riesgo de infección”, añade.

“Además, la cirugía mínimamente invasiva de prótesis de cadera puede ser una buena opción para pacientes jóvenes y activos que necesitan una prótesis de cadera, ya que esta técnica preserva más cantidad de hueso sin lesión del tejido circundante en comparación con la cirugía abierta tradicional”, afirma el doctor Juan Carlos Ferragut.


La cirugía mínimamente invasiva en combinación con la artroscopia de cadera se ha convertido en unas técnicas quirúrgicas innovadoras


Para resumir, el experto Dr Juan Carlos Ferragut indica que “la cirugía mínimamente invasiva para prótesis de cadera es una técnica quirúrgica avanzada, que ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de afecciones de la cadera que precisan de este tratamiento”.

La cirugía artroscópica de cadera en combinación con las técnicas de sustitución de la cadera mediante técnicas mínimamente invasivas ha supuesto en los últimos años el gran avance de la traumatología.

En IMED cuentan con algunos de los mejores especialistas en artroscopia de pequeñas y grandes articulaciones (hombro, codo, muñeca, dedos mano, cadera, rodilla, tobillo). Los quirófanos de última generación equipados con el instrumental más moderno nos permiten realizar cirugías artroscópicas de gran complejidad, con unas elevadas tasas de éxito.

Cita online

Calle Dr. Santiago Ramón y Cajal, 7, 03503 Benidorm

966 81 11 11