La ortodoncia es el método por excelencia para la corrección de la posición de los dientes.

Son muchos los tipos de aparatos que se utilizan para este fin en las consultas de los dentistas, como los alineadores invisibles o aparatos para la apertura del paladar, entre otros. 

El problema es que un gran porcentaje de los pacientes que consulta por tratamientos ortodóncicos tienen asociada alguna alteración en el desarrollo de la mandíbula o el maxilar

En estos casos, la cirugía ortognática, combinada con la ortodoncia, es la opción más acertada para corregir de forma simultánea la posición de los dientes y armonizar el rostro.


La cirugia ortognática corrige de forma simultánea la posición de los dientes y armoniza el rostro.


El doctor Néstor Montesdeoca, jefe Asociado de Servicio de Cirugía Oral, Maxilofacial e Implantología del Hospital Universitario La Luz, explica que “la cirugía ortognática, es la cirugía estética del esqueleto facial”. 

  • “Es la cumbre de los procedimientos faciales estéticos y funcionales y pueden ser combinada de forma simultánea o a posteriori con rinoplastia, aumento de pómulos, rellenos faciales con grasa del propio paciente, aumento de los labios o retoques en los párpados. Además de prótesis faciales a medida, coronas, carillas o implantes dentales para restaurar la sonrisa”, explica el cirujano.

En el día a día de las consultas de los cirujanos maxilofaciales, la mayoría de los pacientes que consultan lo hacen reconociendo alguna deformidad facial.

Entre las más frecuentes, el doctor destaca:

  • Mandíbula retraída
  • Mandíbula hipoplásica
  • Prognatismo o desarrollo de la mandíbula en exceso
  • Falta de proyección de los pómulos o cara plana
  • Asimetrías faciales
  • La cara corta
  • El síndrome de cara larga. Que a su vez pueden estar asociadas a otras alteraciones como la nariz grande, torcida o bulbosa, la mirada triste, etc.

Además, explica el doctor Montesdeoca, estas alteraciones de los maxilares se asocian frecuentemente a la malposición de los dientes, que incluyen desde el apiñamiento dental, en combinación con rotaciones o extrusiones dentales hasta las mordidas abiertas, mordidas profundas o mordidas cruzadas entre otras.


La impresión en 3D ha revolucionado la cirugía ortognática.


Así, no solo hablamos de una cuestión estética porque todo este complejo abanico de alteraciones faciales y dentales,

  • repercuten en la masticación, deglución, articulación temporomandibular con dolores en la cara y en especial en la colapsabilidad de la vía aérea (ronquido y apnea)”, indica el doctor.

Uno de las ventajas de este tipo de cirugías es los avances que se han conseguido en los últimos 3 años gracias a la impresión digital en 3D de calidad médica.

Para ello se utilizan múltiples materiales biocompatibles, como el titanio o las poliamidas, lo que ha permitido avanzar en el camino hacia la excelencia en cirugía ortognática

  • Actualmente planificamos el 100% de nuestros casos de cirugía ortognática y reconstructiva de manera virtual asistida por ordenador. Fabricamos de forma aditiva o mediante fresado el 90% de nuestras prótesis dentales en titanio, cromo cobalto, polímero termoplástico transparente (PMMA), circonio o alúmina”, señala el doctor.

Néstor Montesdeoca afirma que fabrican a medida ya la mitad del material de osteosíntesis de titanio que emplean en el servicio de Cirugía Oral, Maxilofacial e Implantología del Hospital Universitario La Luz, “por las ventajas tecnológicas y durante el procedimiento que aporta”.

Tal y como explica el doctor, se logra una oclusión estable (especialmente en casos de grandes avances), con unos dientes con la encía sana, con una vía aérea superior no colapsable y la mejor estética que le podamos ofrecer al paciente.

Te puede interesar:

ODONTOLOGÍA

Los 5 problemas que el estrés puede causar en tu boca

ONDOTOLOGÍA

Las ocho cosas que los dentistas pueden saber de ti solo mirando tus dientes

ODONTOLOGÍA

Síndrome de la boca ardiente: así es la misteriosa enfermedad que afecta a los mayores de 50 años


“La combinación de planificación virtual y el empleo de material de osteosíntesis impreso a la medida de cada osteotomía que necesita el paciente, nos aporta como equipo un plan de tratamiento aún más preciso con control de resultados en al menos tres fases del procedimiento”, subraya.  

Los estudios científicos publicados evidencian que el empleo de planificación virtual y material de osteosíntesis a medida, disminuyen la variabilidad de resultados entre lo inicialmente planificado y los resultados obtenidos.