Los especialistas en pediatría llevan tiempo advirtiendo del grave problema que supone la obesidad entre niños y adolescentes. De hecho, esta patología es la enfermedad crónica más prevalente en este grupo de población. 

Solo hay que mirar los datos que ofrecen desde la Asociación Española de Pediatría para ponerse en alerta.

  • Los especialistas estiman que en nuestro país uno de cada tres niños presenta sobrepeso u obesidad.
  • Pero las advertencias de los pediatras parece que no están calando en la sociedad como debieran. 

Según los resultados preliminares del Estudio PASOS 22, la prevalencia de obesidad ha disminuido desde 2019 solo medio punto porcentual, manteniéndose en proporciones inaceptables. 

Por ello y con motivo del Día Europeo contra la Obesidad, que se celebra el tercer sábado de mayo de cada año, el Comité de Nutrición y Lactancia Materna y el Comité de Promoción de la Salud de la Asociación Española de Pediatría (AEP) advierten de que la grasa corporal en las edades tempranas de la vida se asocia a:

  • Hipercolesterolemia
  • Hipertensión
  • Diabetes tipo 2

Patologías con grandes repercusiones para la salud a corto, medio y largo plazo y que son, a día de hoy, la principal causa de morbilidad y de mortalidad en el mundo.


En España uno de cada tres niños tiene sobrepeso u obesidad. JCOMP. FREEPIK


Y no hablamos de un problema solo de nuestro país, porque según todos los especialistas el sobrepeso y la obesidad infantil constituyen un problema de salud a nivel mundial. 

Los factores que determinan e influyen en su origen se engloban en el concepto de lo que se conoce como «ambiente obesogénico», que no es otra cosa que una mezcla de:

  • Alimentación no saludable
  • Disminución de la actividad física
  • Aumento de la inactividad, -fundamentalmente ligada a la exposición prolongada a las pantallas-
  • Pocas horas de sueño

Un nuevo factor de riesgo de obesidad que está despuntando en los últimos tiempos es el uso inadecuado de las pantallas.

Como advierte el doctor Julio Álvarez Pitti, coordinador del Comité de Promoción de la Salud de la Asociación Española de Pediatría (CPS-AEP): 

  • “Aunque un uso saludable de los dispositivos digitales tiene importantes beneficios -permite una mejor comunicación, acceso a información ilimitada de calidad, entretenimiento, aprendizaje, etc.-
  • Su uso no adecuado también se ha visto relacionado con malos hábitos como sedentarismo, incremento de la ingesta de alimentos no saludables, mayor riesgo de obesidad, aislamiento, depresión y conductas adictivas”.

Esta parte tan negativa del uso de estos dispositivos ha llevado a la OMS a recomendar que niños y adolescentes no estén delante de pantallas más de dos horas al día. 

Sin embargo, la proporción de niños que cumplen estas recomendaciones, según el estudio PASOS 22 es muy baja para los días entre semana (solo la cumple el 36%) y aún mucho más baja el fin de semana (16,2 %). 

Además, cuando se compara con los datos de 2019, se observa que el porcentaje de incumplimiento se ha elevado en los últimos cuatro años. 


ninos tele 1280 Imagen de Victoria_Regen en Pixabay


Aunque pudiera parecer que estamos ante dos asuntos completamente diferentes, lo cierto es que están íntimamente relacionados.

Una gran revisión sistemática publicada en el año 2019, en la que analiza diferentes estudios sobre el impacto del uso de pantallas sobre la salud de niños y adolescentes, ofrece algunas pistas sobre esta relación: 

  • Existe evidencia de que a mayor número de horas de pantallas y en particular ante la TV, mayor ganancia de peso.

Esta revisión no encuentra una relación clara entre el uso de pantallas y la disminución de actividad física. Sin embargo, en otros estudios, sí se observa que los adolescentes menos activos pasan más tiempo delante de las pantallas

  • Donde parece que existe mayor consenso es en la asociación entre la exposición a las pantallas (especialmente la televisión) y el incremento en la ingesta de alimentos y una dieta menos saludable.

Ver la televisión puede suprimir las señales de saciedad y, además, la exposición a la publicidad de alimentos no saludables que llega a los niños a través de las pantallas favorece su consumo. 

La solución para este problema pasa, según los pediatras, por un uso racional de estos dispositivos.

Te puede interesar:

Guías de Salud

Veneno del sapo bufo: así es el peligroso alucinógeno que ha matado a un hombre en Ibiza

Guías de Salud

Poliamor, ghosting, orbiting… la psicóloga del amor descubre el secreto del éxito en pareja

Guías de Salud

Es una de las principales causas de muerte prematura, y los jóvenes que la tienen no lo saben

Guías de Salud

Esófago de Barrett: no permitas que el ardor, el reflujo o la acidez se conviertan en cáncer


Tal y como explica el doctor Álvarez Pitti:

  • “El uso generalizado de dispositivos digitales ha llegado para quedarse y la solución no pasa por prohibir su uso. Lo que sí deberíamos hacer como pediatras es desarrollar y promocionar nuevas estrategias para ayudar a los niños y a sus familias a tener una relación saludable con el entorno digital y las pantallas”.